Día 80 de la era del dragón

80 días aquí ya!!
Si fuéramos Willy Fog acabáríamos de dar la vuelta al mundo, pero como somos los Peláez, hemos cambiado el cuento y hemos decidido quedarnos por el sudeste asiático un pelín más. Seguro que no hemos visto taaaaantas cosas como el Sr. Fog, pero oye, alguna vamos viendo.

Ayer San Viernes, después de la clase asesina de las 8 de la mañana y la reunión más asesina todavía de 3 horas, me escapé a mis aposentos, es decir, me eché una soberana siesturri.

Y como no sólo de pan vive el hombre y no puede ser que uno vaya del trabajo a casa y casa al trabajo, ayer me fui con otras 4 churris a una clase de danza del vientre. Hay veces que tengo que pararme a pensar «¿Dónde era que estabas?» Ayer fui con otras dos españolas, una canadiense y una hongkonesa a una clase de danza del vientre en Hong Kong, es que a veces le cuesta a uno ubicarse. Además cuando llegamos estaba terminando la clase anterior que era de flamenco, allí estaban 5 o 6 chinas con su profesora, china también y un clavel en la oreja zapateando al ritmo de una guitarra española. Pues alli estuvimos, hora y media de danza del vientre, muertas de risa, intentando que al final de la clase las caderas siguieran en su sitio.

Mi santo nos esperaba a la salida para tomarnos una cañita, como así lo hicimos en una terracita de Central. Si es que aún no nos hemos quitado las sandalias y es 10 de noviembre!!

César le da le Yakichán de loto a su ratito de hacer fotos por Central
Celia da el Yakichán de loto a la clase de baile.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *