Días 183 y 184 de la era del dragón

Primera incursión en China, destino a Cantón.
Comenzemos con unos cuantos datos prescindibles sobre la ciudad, como dónde está, cómo se llama y cuánta gente vive en ella. Esas tonterías que en mis tiempos se llamaban «geografía».

La primera en la frente. El nombre de la ciudad no se escribe igual en Hong Kong (廣州) y en China (广州). Lo peor de todo es que sabemos porqué, y lo explicaremos otro día.No obstante, el dato a retener es que su nombre romanizado es Guanzhou, y es la capital de la provincia de Cantón (cuyo nombre romanizado es Guangdong). En ella viven del orden de ocho millones de personas.

Así, muy por encima, digamos que la importancia de la ciudad está en que es más o menos la cabecera del delta del Río Perla (a los extremos del cuál están tanto Hong Kong como Macao), y que por ello, siempre ha sido una ciudad con gran vocación comercial, y fue uno de los puertos que los ingleses, franceses y portugueses obligaron a abrir tras la primera guerra del opio.

En los años 90, la gran mayoría de las fábricas que estaban situadas en Hong Kong se trasladaron a la provincia. Los iniciados en el mundo de los cacharritos tal vez gusten de saber que Lenovo, Nikon, Canon, Apple o Dell, por ejemplo, fabrican ahí.

Pero bueno, como todas estas cosas vienen en las enciclopedias, tampoco es cosa de aburrir mucho con ellas. Así pues, vamos a lo que interesa: contar la batallita.

Para empezar, ir de Hong Kong a Cantón no es tan fácil como debería suponerse por aquello de que ambas son ciudades de la República Popular China. Los habituales, no obstante, ya estarán diciendo «es que hace falta un visado para entrar en China desde Hong Kong».
Efectivamente, no es sólo que haga falta un visado, es que hay que cruzar una frontera, con todo lo que eso significa. Por tanto, lo primero fue pasar el control de inmigración de salida en Hong Kong, antes de subir al tren, en la estación de Hung Hom.El tren, de los ferrocarriles chinos, está esperándote en un andén rodeado de una verja, con una llamémosle azafata en la puerta de cada vagón, y, que yo contara, al menos cinco guardias de fronteras chinos, que acompañan al tren en su recorrido.

2008-02-17 at 12-55-29

En el camino hacia Cantón se atraviesa la frontera de Lo Wu (la frontera es un río, sobre el que cruza un puente de acero sobre el que pasa el tren, puente que, al igual que los edificios de ambas orillas, están rodeados de alambre de espino, mientras toda la zona es barrida por unos potentes focos).
A la llegada a la estación de Cantón, los guardias de fronteras te permiten avanzar en una única dirección, la que lleva al control de pasaportes. Curioso esto de «un país, dos sistemas».Bien, total, que de repente estás en la República Popular China de verdad, ésa en la que hay banderas de China por todas partes, no como en Hong Kong…

2008-02-16 at 09-15-37

La China donde uno se puede encontrar por la calle con un grupito de soldados del Ejército Popular de Liberación haciendo sus cosas de soldado:
2008-02-16 at 07-52-59

2008-02-16 at 08-02-54

O la China donde el escudo de la Policía tiene una gran muralla, en vez de las sedes de varios bancos (como pasa en Hong Kong):
2008-02-17 at 08-42-16

Eso sí, también estás en la China que tiene muchas cosas en común con Hong Kong, como mucha, muchísima gente por la calle:
2008-02-16 at 09-21-58

2008-02-16 at 09-25-10

Por cierto, nótese en la segunda foto cómo la gente camina por fuera de la acera, entre la susodicha y una línea amarilla-naranja pintada en el asfalto. Bien, esa línea hace a la vez las funciones de carril-bici y de extensión de la acera (para que pueda caber más gente, claro)Otra cosa en común con Hong Kong: algunas cosas son muy modernas. Por ejemplo, el metro
2008-02-17 at 09-57-46

El metro es muy parecido al de Hong Kong,
2008-02-17 at 10-00-06

Y también se anuncian las paradas en mandarín (el primero), cantonés e inglés. Se puede utilizar una tarjeta muy parecida a la Octopus, y billetes sencillos que son fichas de plástico del tamaño de una moneda:
2008-02-16 at 09-35-12

Para entrar en el metro, se acerca la ficha de plástico a un sensor que está colocado sobre el torno, y éste se abre. Para salir, se deposita la ficha en el torno, y listo:
2008-02-16 at 10-35-26

Sin embargo, aunque el metro parezca bastante eficiente, el medio de transporte rey es la bicicleta, que se utiliza para llevar de todo. Aquí les dejo varias fotos de bicicletas en acción, comenzando por las de una patrulla de policía:
2008-02-17 at 10-25-36

2008-02-17 at 10-21-54

2008-02-17 at 10-21-44

2008-02-17 at 05-53-17

2008-02-17 at 05-46-22

2008-02-16 at 07-45-12

Pero bueno, no todo iban a ser bicicletas, así que hicimos también las pertinentes visitas turísticas, a templos, palacios, y demás monumentos:
2008-02-16 at 09-57-10

2008-02-16 at 10-05-17

2008-02-16 at 10-11-02

2008-02-16 at 10-13-00

2008-02-17 at 06-33-352008-02-17 at 06-32-25

2008-02-17 at 06-31-34

2008-02-17 at 08-49-23

También, claro está, hicimos unas comprillas en algunos de los pintorescos puestecitos que venden ornamentos para la casa con la efigie de Mao:
2008-02-17 at 09-35-48

Y cómo no, fuimos a visitar los parques locales, donde parecen gustar los adornos florales, como por ejemplo esta flor hecha de flores:
2008-02-16 at 11-17-18

O éste otro, a la puerta del Gobierno Provincial:2008-02-16 at 11-25-38

En los parques vimos de casi todo, sobre todo mucha gente haciendo ejercicio, bailando, o jugando a algo parecido al fútbol pero con una pelota parecida a las de bádminton.Aquí pueden ver a Ricitos de Loto recuperando el resuello después de La Gran Subida del Largo Camino Escalonado, junto al cual dos señoras degustan unas mandarinas, a la vez que otra, al fondo, hace sus ejercicios:
2008-02-17 at 08-15-58

Aquí pueden ver al mismo Ricitos unos segundos antes:2008-02-17 at 08-04-00

Y aquí a Aquella Cuyos Ojos Todo Lo Ven, viendo lo que se avecinaba:
2008-02-17 at 08-06-35

Por cierto, fíjense en lo pintoresco de la forma de las farolas…Resumiendo: tras dos días de pelarnos os pies andando, y de posar con cara de idiotas…
2008-02-17 at 07-17-32

… nos volvimos a nuestro pueblo, donde aún nos esperaba la última sorpresa.

Y es que justo antes de pasar el control de inmigración de entrada en Hong Kong, todos los que íbamos en el tren pasamos por un punto en el que varias cámaras térmicas nos escaneaban en busca de fiebre, bajo la atenta mirada de varriado personal sanitario cubierto con máscaras. Todo ello, para evitar la propagación de cualquier posible brote de gripe aviar….Bueno, les dejamos con unas cuántas fotos tópicas de China.
2008-02-17 at 08-10-57

2008-02-17 at 09-00-46

2008-02-17 at 09-50-55

2008-02-17 at 07-40-59

2008-02-16 at 08-02-08

2008-02-17 at 06-32-25

2008-02-17 at 05-58-26

2008-02-16 at 07-46-47

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *