Día 194 de la era del dragón

Como no va a ser todo ir de Ciudad Prohibida a Ciudad Prohibida, volvemos a la normalidad jonkonera. Claro que, a lo mejor conviene explicar mejor lo que es la normalidad jonkonera…

Por la mañana examen de cantonés (que, gracias a dios, es algo que no pasa a menudo). Que nadie pregunte por el resultado, porque el profesor me tiene manía.

Por la tarde, aprovechando la incipiente primavera (por cierto, 20 grados con un 90 por ciento de humedad es muuuucho calor) me fui a dar una vuelta por el centro.

La excusa era ir a pillar la puesta de sol en el puerto:

DSC 0529

Como se pueden imaginar, aquello estaba hasta la bandera de foteros. Algunos, incluso vestidos de forma un poco peculiar:

DSC 0533

Exacto, son cuatro monjes budistas haciéndose las fotos de recuerdo. Incluso se hicieron unas cuantas con la pose obligatoria.

Los que no ponían pose eran los de la tele:

DSC 0535

La siguiente parada iban a ser unas pasarelas de Wan Chai, pero de camino pasé por un parque. Y claro, en los parques, después de las seis ¿qué es lo que hay? Pues gente haciendo taichí:

DSC 0544

Por cierto, dependiendo de los tonos con los que se digan el tai y el chí se puede decir, por ejemplo «príncipe», «niño grande», «uvas», «mucho dinero» o incluso, efectivamente, lo que están haciendo esas señoras.

Claro, que no sólo se hace taichí en los parques. ¿Qué es eso tan pequeño que hay debajo de las enooooormes columnas de ese rascacielos?

DSC 0550

Ver a otros hacer deporte hizo que me entraran ganas de tomar un café, así que, café con copita de tiramisú (que como había tenido examen por la mañana estaba bajo de azúcar)

DSC 0555

Y de ahí, por fin, a las pasarelas de Wan Chai:

DSC 0585

DSC 0573

DSC 0568

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *