¡Escándalo!

Esto va a ser un poco complicado de explicar.

Pasamos a contar, a continuación, el escándalo que ha tenido ocupada a toda la prensa de Hong Kong durante algo más de tres semanas. Y cuando decimos ocupada, queremos decir «con portada diaria en el periódico».

Edison Chen es un joven, bastante guapetón, estrella del canto-pop y de la gran pantalla. El jovenzuelo, aunque de ascendencia jonkonesa, vive en Canadá (eso tiene su importancia).

Un día, a Edison Chen, en uno de sus viajes a jonkón, se le estropeó el ordenador. Así que hizo lo que todo el mundo haría: llevarlo a arreglar a una tienda.

Pero, resulta que los machacas de la tienda en cuestión, al arreglar el ordenador, descubrieron que, dentro del mismo, había una enorme cantidad de fotografías y vídeos (parece ser que del orden de los 2000) muy explícitas de las aventuras sexuales de Edison. Aventuras sexuales con otras rutilantes estrellas del universo canto-pop.

Probablemente la cosa no hubiera ido a más si no hubiera entrado a escena, como elefante por cacharrería, la Hong Kong Police. Estos señores, en defensa de la propiedad intelectual, y sin orden judicial, comenzó a detener gente por publicar las fotos en internet.

Obviamente, basta que no quieras que algo se sepa para que cada vez se sepa más. Así pues, según la Policía iba deteniendo gente, las fotos se iban propagando más. Según se iban propagando las fotos (y por tanto, conociéndose los nombres de las otras estrellas parte del escándalo) la bola se iba agrandando, y se iban haciendo más detenciones, a las que seguía la publicación de más fotos, a la que seguía la verguenza y oprobio de más famosas, a la que seguía… creo que ya captan la idea.

El caso es que el asunto ha traído cola (y perdón por el chiste malo) por varias razones. La primera, porque en este pueblo se es ultra-conservador y ultra-mojigato para según qué cosas. Pero muchísimo. La segunda, porque se han roto parejas (incluso creo que algún compromiso de boda) por la publicación de las fotos. La tercera, porque, bueno, en fin, se mire como se mire, la Policía actuó sin ningún tipo de orden judicial.

Por tanto, se mire por donde se mire, sea desde el amarillismo del famoseo, o desde los más sesudos debates poíticos, todos han tenido de qué hablar durante casi un mes.

Vuelvan, ahora, un momento al post anterior. En el vídeo final, decíamos ayer, salen dos señoritas, cuyo nombre artísitico es Twins, una de las cuales era la protagonista de una de las series de fotografías y vídeos Edison Chen. Bien, pues esa señorita era conocida, además de por estar medio anoréxica, por haber dicho, siempre que tenía ocasión, que «es muy desagradable que las parejas se besen en público». Toma genoma.

Total, que nueve detenidos después, tras publicarse fotografías de Edison en plena faena con 14 jovenzuelas, tras ruedas de prensa de todos los implicados para pedir disculpas, disculpas que no han evitado que algunas discográficas hayan cancelado sus contratos, tras ver cómo los padres de Edison repudiaban la conducta de su hijo, tras agresiones a algunas de las estrellas en algunos conciertos, la cosa parece, por fin, que se está calmando.

Lo que contamos, para que se hagan idea de, por un lado, lo lejos que pillan ciertas elecciones, y por otro, de la balsa de aceite que es Hong Kong.

Lo del canto-pop, ya lo explicamos otro día con más cuidado y amor al detalle.

Por cierto, obviamente, en la wikipedia hay página sobre el escándalo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *