Día 255 de la era del dragón

Lo que son las cosas, que se me había pasado por completo hacer este post. Teniendo en cuenta que corresponde a la trepidante narración de nuestras fascinantes aventuras del pasado sábado día 26, espero y deseo que me sepan perdonar el retraso.

Hoy toca otra ruta de hiking. Esta vez en la isla de Hong Kong, en el llamado Wong Nai Chung Gap. ¿Por qué esta ruta? Porque sigue las fortificaciones de la Segunda Guerra Mundial, y dado que aquí no es que haya muchos edificios históricos, pensamos que no sería mala idea ver lo poco que queda, aunque sea de uso militar.

Para empezar, una nota para poner las cosas en contexto. En la isla de Hong Kong es donde viven los más pudientes del territorio (lo que no implica que los pudientes vivan sólo ahí). Por eso, tal vez, el comienzo de la pista está al lado del Tennis y del Cricket Club. Lo normal.

Como ya saben por otras veces, las pistas están perfectamente señalizadas:

DSC 2254

En cuanto a lo que son las fortificaciones en sí, bueno, la verdad es que tampoco es que hubiera mucho que ver. Un almacén de munición:

DSC 2255

al lado de lo que, según las señales, era un puesto de ametralladoras:

DSC 2256

Algunos puestos de vigilancia:

DSC 2273

y algún que otro vestigio de los invasores japoneses:

DSC 2281

Vamos, que la cosa no es que tuviera mucho interés histórico. Pero sí que había otros detalles interesantes, como por ejemplo, que la pista pasa al lado de uno de los mayores depósitos de agua de la isla (el llamado Jardine Lookout Reservoir). Por eso, gran parte del camino sigue la antigua canalización (a la derecha de la foto) al lado de la cual está la nueva tubería (a la izquierda)

DSC 2267

En general, la pista es como todas las demás de hiking: bien señalizada, y bastante fácil de transitar (lo que traducido, quiere decir que en cuanto hay una cuesta, ponen escalones):

DSC 2270

Desgraciadamente, el día era uno de esos en los que se corta la contaminación con un cuchillo. Lo que es una pena, porque las vistas podían ser impresionantes:

DSC 2283

DSC 2295

Eso sí, lo bueno es que ya sé dónde ir en la primera noche medianamente despejada que me encuentre.

Por cierto, la contaminación no le impidió a las niñas posar con su naturalidad habitual:

DSC 2311

Y más por cierto, cuando el aire está tan contaminado, aunque es como si estuviera muy, muy nublado, en realidad, la radiación ultravioleta que llega a la superficie es muy alta. Por eso, aquí, junto con la previsión del tiempo, todos los días se informa también de el índice de contaminación y del de radiación ultravioleta. Y cuando éste último es alto, las mujeres de todas las edades salen a la calle con sombrilla, que normalmente es un paraguas.

Les cuento esto, para que entiendan el porqué del paraguas de las señoras de esta foto:

DSC 2327

Y ya puestos, eso tal vez explique también la cara de Ms. Peláez.

Pues bien, eso es todo lo que corresponde a tan señalado día. De regalo, les dejo con una foto movida y desenfocada de unas señoras haciendo taichí, que ni siquiera corresponde con este día. Que el blog es mío y hago con él lo que quiero.

DSC 2334

Más de tifones y tormentas

Como seguimos en la temporada de tifones, el Gobierno sigue recordando el significado de las señales de alarma de tifón y de tormenta.

En este anuncio, se pueden ver las de tormenta.

El anuncio es significativo sobre todo por el uso de dibujos para explicar las cosas, algo bastante común por aquí.

Calendario olímpico

Tenemos unos días bastante entretenidos a la vista.

A día de hoy faltan 100 días para la apertura de los juegos, así que, como mañana es fiesta, hoy hay programados bastantes eventos festivos a costa de la cosa olímpica.

Por ejemplo, en Sha Tin (que es donde está el hipódromo olímpico) está preparado un espectacular despliegue de linternas, que se inaugura esta tarde con una no menos espectacular sucesión de actuaciones musicales y apariciones de famosetes. Famosetes como, por ejemplo, nosotros, que no nos lo pensamos perder.

La cosa se va a retransmitir por la tele y todo, fíjense:

El viernes tenemos la visita de la antorcha olímpica, que va a poner toda la ciudad patas arriba. Se llevan meses hablando de la lista de relevistas (supersecreta) de las restricciones al tráfico, de las posibles protestas, de la necesidad de que no haya protestas, de lo malo que sería para la imagen de Hong Kong que hubiera protestas, de las encuestas que dicen que el 80 por cien de los jonkoneses no quieren que haya protestas… (no sé si se nota, pero se ha hablado un poco de las posibles protestas)

En la tele, claro está, también se prepara lo de la antorcha y lo de la cosa olímpica en general. Téngase en cuenta que aquí se espera y sobre todo se desea que los equipos masculino y femenino de tenis de mesa (actuales campeones del mundo) puedan llegar a ganar una medalla olímpica. Eso explica, tal vez, que los chavales estén en todas partes:

¿Que cómo es que los chavales pueden ganar medalla olímpica? Pues porque Hong Kong tiene delegación propia dentro del equipo Chino, que desfilará con su propia bandera, y vestirá sus propios uniformes. Cosas de lo de «un país dos sistemas»

AÑADIDO:

Aquí tienen a todo el equipo olímpico jonkonés:

Días 253 y 254 de la era del dragón

Qué bien sientan las vacaciones, sobre todo si son por sorpresa.

El caso es que como Ms. Peláez ha estado unos días de esta semana de «convicencias» laborales en Macao, conseguimos encontrar la manera de adherirla un Mr. Peláez, al menos durante el último día de su retiro espiritual.

Así pues, allá que nos fuimos a darle otra vuelta a Macao.

Por si acaso no se acuerdan, Macao es ese sitio donde escriben las cosas a la vez en chino y en portugués:

DSC 2045

Pese a ser también una SAR de la República Popular, como Hong Kong, la verdad es que ambas ciudades se parecen como un huevo a una castaña. Por ejemplo, en las dos hay bancos, pero mientras en Macao son de los que sirven para que se sienten los jubilados, en Hong Kong son de los que te sacan los cuartos a base de comisiones:

DSC 2066

Sin embargo, hay cosas que son iguales en las dos:

DSC 2071

Pero empecemos por el principio de los tiempos (nunca mejor dicho, porque eran las 7 de la mañana). Es relativamente normal que, al amanecer, los parques estén llenos de gente haciendo gimnasia, tai chí, o cualquier otra actividad física, antes de irse a desayunar dim sum.

Por ejemplo, en este parque había un grupo de señoras bailando:

DSC 2075

(la del pantalón blanco era un pato mareado, y la pobre mujer estaba más perdida que un pulpo en un garaje)

También había otro grupo de señoras haciendo el tai chí de los abanicos (que confucio me perdone si ése no es su nombre exacto)

DSC 2100

Y, por fin, varios grupo de tai chí del normal y corriente:

DSC 2102

La verdad es que como hacer taichí dé la misma tranquilidad de espíritu que ver hacerlo, va a haber que lanzarse.

Bien, del parque, me fui a ver el templo de Á-Man. No sé muy bien qué pasaría, pero algo pasaba. El muro del templo estaba forrando de unas coronas de flores:

DSC 2117

DSC 2126

Ya nos enteraremos de lo que pasa (imagino que, como siempre, cuando ya haya pasado).

El templo en sí es como todos los demás templos que hemos visto por aquí: remansos de paz y tranquilidad en los que te pasarías el día entero.

DSC 2121

DSC 2157

DSC 2168

DSC 2156

Eso sí, no sé si por herencia portuguesa o por qué, pero había unos cuantos grabados muy marineros. Pero marineros a la occidental (porque no hay que olvidar que la embarcación local es el junco):

DSC 2146

Por cierto, como siempre, aquello estaba lleno de foteros, incluyendo algunas amorosas parejitas.

DSC 2170

Al rato del salir del Templo, escuché un trotar seguido de un grito que sonaba algo así como «bieeeeeeeeeeeeeeeeen». Evidentemente, eso sólo podía ser Ms. Peláez saliendo al galope de su reunión.

Así pues, recuperada la unidad del hogar Peláez, nos marchamos a ver algo totalmente diferente: un casino.

Macao es el único lugar de China donde el juego es legal. Se la llama a veces «Las Vegas de Oriente», pero lo cierto es que el año pasado, sobrepasó a ésta en cantidad de dinero ingresada por los casinos.

El casino elegido fue el Venetian, abierto en agosto del año pasado. Aquí pueden ver una foto del mismo, pero para que se hagan una idea de su tamaño, el hotel tiene 3000 suites, 51.000 metros cuadrados de casino (el más grande del mundo), 3400 máquinas tragaperras, 800 mesas de juego, y 149.000 metros cuadrados de zonas de tiendas. Casi nada.

Y lo que es mejor… ¡es una copia de Venecia!

Así que, claro, se le queda a uno esta cara, nada más entrar:

DSC 2190

Bien, la cosa es difícil de explicar. En la planta a nivel del suelo está el casino, por encima de ella, la réplica de Venecia (con sus piazzas y todo) que en realidad no es más que la disculpa para llenarlo todo de tiendas, boutiques, joyerías… Aquí pueden ver la zona de comidas:

DSC 2198

Aquí una de las calles peatonales:

DSC 2220

Todo ello está decorado con un canal por el que circulan góndolas:

DSC 2200

DSC 2209

DSC 2212

comic

En algunas de las piazzas te podías encontrar, cómo no, con el carnaval de Venecia:

DSC 2219

Por cierto, Mr. Peláez sí que estaba:

DSC 2230

Resumiendo, muchas tiendas:

DSC 2223

En cuanto al casino en sí, la verdad es que como era la primera vez no puedo comparar, pero aquello parecía muy grande:

DSC 2240

DSC 2243

Por cierto, como pueden ver, los machacas del casino son todos chinos, y es que el Gobierno de Macao sólo permite trabajar en las mesas a nacionales de la ciudad. Y, esto ya es para nota, los que conozcan la milenaria lengua china, se habrán dado cuenta que los carteles están escritos caligrafía simplificada (los que se utilizan en la china continental) en vez de la tradicional (la que se utiliza en Hong Kong y Macao). ¿Porqué? Pues porque la inmensa mayoría de los clientes del casino son chinos continentales.

Por cierto, como imagino que se lo estarán peguntando… sí, jugamos. La cosa es muy sencilla, la verdad. Primero una máquina te mira y te llama:

DSC 2246

Luego metes 20 dólares por una ranura:

DSC 2250

…y les dices adiós para siempre, a la velocidad del rayo.

Lo que nos llevó a definir un casino de la siguiente manera: un casino es un edificio donde hay un señor con la mano derecha extendida, con la palma hacia arriba, y una cola muy grande de gente delante de él, que según va pasando, le va dejando todo su dinero en la mano.

La policía

Para los que hayan sobrevivido el empacho de heroísmo de ayer.

Creo que ya lo habíamos dicho alguna vez, pero como no nos importa mucho lo de ser muy pesados, lo contamos, aún a riesgo de repetir.

Hong Kong tiene sus propios cuerpos de seguridad, independientes de los de la República Popular. En realidad, tiene sólo uno, la Hong Kong Police, heredera de la Royal Hong Kong Police, cuerpo creado, según la wikipedia que todo lo sabe, en 1844, con 35 policías.

Actualmente, son 27.375 policías más 4885 empleados civiles (en Febrero de 2007) que hacen de todo: regular el tráfico urbano, el interurbano, vigilancia de fronteras, policía naval…

En realidad es una especie de ejército no-oficial. Eso sí, no hay que olvidar que hay una guarnición del Ejército Popular de Liberación y, sobre todo, que la defensa se supone que, junto con las relaciones exteriores son las dos únicas áreas en las que la competencia reside en China.

El Cuerpo se precia de ser el más eficaz y eficiente y el menos corrupto de Asia. Y sinceramente, y creo que mi poco gusto por los de la porra es conocido, son amables, atentos, educados, y muy dispuestos a ayudar. Cómo será la cosa, que en nochevieja le deseé feliz año nuevo a uno…

Pero a lo que vamos. Las comisarías son todas (excepto una o dos que se conservan de la era colonial) como ésta, la de Ma On Shan:

DSC 1121

(es el azul de la izquierda)

La cantidad de uniformes es bastante variada, dependiendo de la tarea a realizar. En este cartel de reclutamiento pueden verse todos:

poster07-2

La Policía tiene bastante presencia en todas partes. En la televisión de los autobuses, y en las cadenas tradicionales se emite regularmente un programa de RTHK llamado «Police Report» en el que se dan consejos de seguridad a los ciudadanos. Lo curioso es el tipo de consejos que se da («no dejes el coche abierto con la cartera encima del salpicadero», «cierra la puerta de tu casa con llave cuando salgas», «mira antes de abrir la puerta del coche», y cosas por el estilo) que hacen pensar que aquí en la vida han visto un caco.

De hecho, las campañas de comunicación de la Policía, que son constantes, suelen lanzar mensajes un poco infantiles a ojos occidentales, pero que, según parece, son necesarios. Por ejemplo, este cartel alerta sobre el peligro de los pequeños timos:

crimeposter06-07 a

Este otro sobre la importancia de no dejar tus cosas personales por ahí sin vigilancia:

crimeposter06-07 b

En esa misma línea, esta otra campaña, de este año, pese a lo blando del mensaje estaba resuelta de forma bastante original. Es una pena, pero el anuncio de televisión no está en youtube, pero la idea es que en todas partes puede haber alguien esperando a que dejes tus cosas sin vigilancia…

crimeposter07-08 a

Reclamación

El espacio es, casi con toda seguridad, el bien más escaso en Hong Kong. Es el tercer país con mayor densidad de población del mundo (después de Macao y Mónaco), y diez de sus distritos están entre los veinte más densos del mundo.

Sin embargo, sólo está construido el 17% del territorio. ¿Porqué? Porque es literalmente imposible construir más. La importancia del puerto de Hong Kong siempre residió en que era muy profundo, por lo que podía fondear en él casi cualquier barco. Y esa profundidad es tal porque, dicho de forma simple, el territorio es una enorme cadena montañosa.

Por eso, cuando ya se acaba el espacio para construir, lo que se hace es lo que se llama «reclamación», que no es más que ganar tierra al mar.

El proceso, una vez visto en directo, es de lo más sencillo. Se acota una zona de mar, se empieza a dragar el fondo para eliminar la mayor cantidad posible de materiales sueltos, y posteriormente, se rellena con arena. Así de simple.

Tan simple que, por ejemplo, la última ley que aprobó el Gobierno Colonial Inglés, antes de la retrocesión a China, fue la de preservación de Victoria Harbour.

Y es que el puerto se está desecando a base de hacer reclamaciones. En la imagen puede verse, en colorines, todo lo que se ha reclamado en el puerto (661 hectáreas) y lo que está actualmente en proyecto, o ya en ejecución (otras 636 hectáreas).

reclam_harbour.jpg

Este artículo de Time (aunque la calidad del escaneo es horrorosa) puede dar una mejor idea de la situación:

page1.jpg

page2.jpg

Tanto la fotografía anterior como los escaneos de la revista son cortesía de Friends of The Harbour, una asociación que pretende salvar el puerto.

Ciudades enteras como Sha Tin (vean la imagen), Ma On Shan, Tai Po, autopistas, aeropuertos, centros logísticos, el IFC… sobre tierra reclamada se ha construido de casi todo. En general, siempre que se esté en un área plana, hay que empezar a pensar mal… Para hacerse una idea, el chiste del número de nochevieja de un periódico local era algo así como: «la subida del nivel del mar por el cambio climático ha hecho que desaparezca la isla de Lantau. El gobierno dice que no hay ningún problema, y que la isla se recuperará por reclamación».

Eso sí, la cosa no llega a los extremos de Macao, claro, donde el área de tierra reclamada es el 170% del asentamiento original.

Día 249 de la era del dragón

Como el día ha amanecido sin alerta de tifón, y lo de estar más de un día seguido metido en casa (o en el centro comercial adyacente) no es algo que guste particularmente a Mr. y Ms. Peláez, nos hemos ido de excursión a ver algo que inexplicablemente, no habíamos visto aún.

El objetivo de nuestra aventura de hoy era conocer la Chi Lin Nunnery, un convento de monjas (no monjes, monjas, señoras) budistas con un enorme jardín adyacente, que habíamos visto varias veces desde la autopista, pero que se nos había escapado.

Lo curioso del convento es que sus edificios son los únicos de Hong Kong cuyos techos (de madera) están construidos sin un sólo clavo.

Pero a lo que vamos. El convento tiene dos partes. La primera es un jardín, muy bonito y muy chino.

DSC 1827

DSC 1829

DSC 1830

Obviamente, el parque, como cualquier otro espacio abierto de por aquí, está encajonado entre torres residenciales:

DSC 1835

DSC 1842

Eso sí, pese a que todo el complejo está rodeado por torres por dos lados y autopistas por los otros dos, la sensación de tranquilidad y de sosiego que se tenía en jardín era impresionante.

DSC 1838

DSC 1858

Incluso había un estanque (llamado el Estanque del Reflejo de la Luna)

DSC 1855

Obviamente, el estanque estaba poblado por múltiples peces de colores:

DSC 1869

DSC 1873

Y claro, así estaba Ms. Peláez tras la contemplación de semejante escena:

DSC 1866

Por cierto, Ms Peláez también estaba allí (lo digo porque como nunca sale en las fotos, las fans nos han mandado miles de correos pidiendo su presencia). Así pues, ¿qué es eso? ¿es un rizo? ¿es un avión?

DSC 1846

¡No! ¡Es Mr. Peláez!

DSC 1876

Pero nos habíamos quedado en el estaque… De ahí nos fuimos a ver lo que realmente es el convento, sólo que por el camino nos encontramos con un restaurante debajo de una cascada:

DSC 1878

…y con un jardín de bonsais:

DSC 1881

Pero estábamos en el convento:

DSC 1886

Cada uno de los lados de ese patio es un templo con un buda distinto. En las cuatro esquinas hay cuatro estantes con flores de loto:

DSC 1892

Se siente, pero no se podían hacer fotos a los budas. Y nosotros somos muy bien mandaditos. Pero sí que aprovechamos para tirar un par más (sin budas)

DSC 1903

DSC 1907

De ahí ya nos marchamos a Central a comer a un chino (chiste malo, lo sé). Aquí ven la adorable silueta de Ms. Peláez en la estación de Hung Hom

DSC 1913

Tras la comida y el café, vuelta a Ma On Shan. Pero no a casa, sino al Ma On Shan Park:

DSC 1916

Eso sí, que sea un parque no quiere decir que se pueda hacer en él lo que se quiera. Por ejemplo, no se pueden volar cometas ni andar en bici:

DSC 1917

Como hoy es domingo, el parque estaba lleno de señoras indonesias y filipinas. En la foto, algunas de las indonesias:

DSC 1919

¿Que porqué indonesias y filipinas? Porque todas ellas son señoras que hacen las tareas de las casas de mucha gente por sueldos que dan pena, desgraciadamente, a muy poca gente. Téngase en cuenta, que la semana pasada, por ejemplo, el Cónsul General de Filipinas le pidió al Presidente del Ejecutivo (Donald Tsang) que, por favor, si no le importaba, subiera el sueldo de las empleadas domésticas para que volviera a los niveles de 1997. Así está el tema.

El parque está a la orillita del mar:

DSC 1923

Y como imagino que ya habrán adivinado, está rodeado de edificios residenciales (por cierto, las de color rosa que aparecen por el centro de la imagen son las «nuestras»)

DSC 1922

Como curiosidad, el parque tiene dos zonas con el suelo de piedras, para que se pueda andar por encima de ellas descalzo, algo que aquí se considera que es muy bueno para la salud. Aquí tienen los pies de Ms. Peláez, en plena acción:

DSC 1931

Y aquí al guapetón de los ricitos, también en acción (de sentarse):

DSC 1926

Y tras disfrutar de un precioso atardecer (aprovechando que la lluvia de ayer se ha llevado la kk del aire, al menos por hoy), recogida y cierre.