Que nunca te falten los peces

Bueno, pues estamos a pique de un repique de empezar el año nuevo. Ya saben, lo de las navidades y eso, sí, vale, pero la fiesta gorda es el año nuevo lunar, que empieza este próximo lunes.

El caso es que la batallita de hoy viene por lo siguiente: observen a Ms. y Mr. Babósez delante de la discreta decoración de, cómo no, un centro comercial.

IMG_2765.jpg

Lo normal: la decoración de año nuevo, basada en peces. El caso es que los peces dorados son el elemento decorativo básico de estos días. Lo que, claro está, nos ha hecho levantar una ceja, poner pose de estar pensando, y lanzarnos a indagar sobre el porqué de tan curiosa tradición.

El proceso de investigación comenzó con esta otra visión, en el edificio donde se encuentra la guarida secreta de Ms y Mr Babósez

peces.jpg

Bien, el signo grande es el de la buena fortuna y debajo de él hay un pez. Hasta ahí todo «normal», o por lo menos, todo como lo hemos visto miles de veces. Sin embargo, en la derecha, hay cuatro signos más:

年年有余

Y aquí claro, es donde la cosa empieza a retorcerse. El primer signo es «año» (nìhn en cantonés), el tercero «tener, haber» (yáuh) y el último el más conocido del pintoresco idioma local: el NIQS (ni idea de qué significa).

Sin embargo, como ya vamos aprendiendo algunas cosas, sabemos que cuando una cosa se repite, en realidad lo que quiere decir es «toda esa cosa».

Es decir, que

年年

que literalmente es «año año» en realidad significa «todos los años». Por tanto, la cosa sería «que todos los años tengas NIQS».

Por tanto, ya sólo faltaba saber qué significa NIQS. Bueno, pues tras mucho preguntar, consultar las hemerotecas, mirar microfilms, y poner un par de lavadoras, descubrimos que

significa «más que». Es decir, que todo junto, sería algo así como «año año tener más que», que traducido a los pintorescos idiomas occidentales, sería algo así como «que todos los años tengas más de lo que necesites».

No está mal, no es mal deseo para el año nuevo. Pero, claro, ¿esto qué tiene que ver con los peces? Ahí vamos.

suena, en cantonés, yùh. Igual que

que como puede verse, no tiene ninguna relación, con el anterior, al menos en cuanto a número y colocación de palitos. Porque en cuanto a sonido, son idénticos. Es decir, que

suena igual que

es decir, en ambos casos, yùh.

Pero ¿qué representa 魚? Imagino que ya se lo ven venir, pero por si acaso: pez.

Por tanto, cuando uno ve un pez, y piensa para sí mismo «mira, un yùh», en el fondo está diciendo lo mismo que si dijera «mira, una abundancia».

Pero esperen, que hay más.

Resulta que

significa «dorado», y también «oro». Suena «gām», por cierto.

Total, que si tuvieras un pez dorado:

金魚

cuando lo miraras pensarías: «anda, mira, un gām yùh». Igualito que si pensaras «oro en abundancia».

De ahí, finalmente, el porqué de los peces dorados que decoran allá donde mires.

A ver si nos da tiempo, y antes del año nuevo les contamos lo de las vacas…

Un comentario en “Que nunca te falten los peces

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *